Espejo de Luna

From the Blog

I Parte: Las Iglesias de Chiloé

La isla de Chiloé se caracteriza por ser una de las zonas más atractivas para el turismo religioso, ya que posee 16 iglesias declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Estas bellas iglesias poseen un estilo rústico muy de acuerdo al paisaje de la región.

Las iglesias de esta isla patagónica son verdaderos templos de madera, que datan del siglo XVIII las más antiguas y las últimas del siglo XX. Además de la declaración de la UNESCO, también han sido nombradas por el gobierno de Chile como Monumentos Históricos Nacionales de Chile.

La historia nos cuenta que los Jesuitas, encargados de evangelizar la isla, establecieron la Misión Circular, que era una forma de evangelizar recorriendo unos 4 mil kilómetros en 8 meses, con el objetivo de abarcar toda la extensión de la zona. Por las dificultades climáticas y geográficas de Chiloé, se hizo necesario la llegada de otros  jesuitas europeos provenientes de ciudades como Baviera, Hungría y Transilvania, siendo ellos quienes impulsaron la construcción de estas famosas iglesias.

Luego de la expulsión jesuita en el año 1767, la labor quedó en manos de los Franciscanos creándose con ellos una tradición arquitectónica llamada “Escuela Chilota de Arquitectura Religiosa en Madera”, la cual ha evolucionado a través de los años pasando por distintos estilos desde los clásico hasta lo más barroco.

Las iglesias de Chiloé siguen un patrón común de construcción que depende de la zona y la época en que fueron erigidas. La fachada posee pórticos adornados con falsos arcos, estos pórticos y puertas cuentan con un espacio especial para protegerse de la lluvia. Además habitualmente estas iglesias poseen una torre con campanario en la parte superior.

Interior de una iglesia de chiloé

El interior de las iglesias chilotas se caracteriza por conformarse de tres naves que son separadas por pilares, también hay un espacio especial para el coro que se ubica en el pórtico y habitualmente la nave central tiene un techo cóncavo.

Los materiales utilizados vienen directamente de los bosques nativos de la isla, especialmente de los pertenecientes a la isla de Palena. Para las vigas y pilares se utilizaron maderas altamente resistentes a la humedad como ciprés o coigüe. En el techo las tejas son de alerce y en el interior se utilizaron láminas de zinc.

En nuestro próximo artículo podrás conocer las 16 iglesias que conforman la ruta clásica del turismo religioso de la Isla de Chiloé. Recuerdas que si quieres organizar tus vacaciones y visitar este hermoso lugar, puedes reservar en Espejo de Luna y disfrutar de toda la belleza natural que te ofrece  la Patagonia Chilena.

Click here to submit your review.


Submit your review
* Required Field