Espejo de Luna

From the Blog

Los primeros habitantes de Chiloé

Cuando buscamos evidencias sobre el poblamiento de la isla de Chiloé, aparecen diferentes teorías como la que alude al origen polinesico del pueblo chilote. Sin embargo, la teoría más aceptada es la migración que realizaron diferentes pueblos a través del Estrecho de Bering, llegando a América en el año 8 mil a.C.

Estos pueblos fueron avanzando poco a poco a lo largo del continente, llegando a la zona más austral que hoy conocemos como Patagonia, a fines de la Era Glacial.

Se sabe que estos pueblos llegaron por vía terrestre y años más tarde a través de embarcaciones de madera que cruzaron el canal de Chacao.

Los vestigios más antiguos encontrados en el archipiélago chilote datan de 5 a 6 mil años atrás y fueron anecdoticamente hallados bajo una vivienda del Puente de Quilo en la comuna de Ancud.

hilliches

Históricamente el pueblo indigena que primero habitó la isla fueron Los Chonos, quienes se caracterizaron por ser excelentes marinos, navegando en sus Dalcas (embarcaciones) miles de kilometros. De ellos nació una de las comidas más típicas de Chiloé como lo es el curanto, que es una comida cocinanada en un hoyo de tierra con piedras recalentadas y cubierta de hojas.

Otros de los pueblos que habitó el norte de Chiloé fueron los Huilliche, que eran horticultores y pescadores. Fue Juan Ladrillero quien en 1557 viajó al estrecho de magallanes y escribió interesantes crónicas que describía la forma de vida de este pueblo. En ellas cuenta el tipo de viviendas que utilizaban semejantes a las rucas, ya que era hechas con tablas cubiertas de ramas y que tenían una duración de unos 12 años. Este pueblo se alimentaba principalmente de papa, maíz, poroto y de todo lo que conseguían a través de la caza y la pesca.

Sin embargo, en la costa suroriental se ubicó otro pueblo denominados Los Payos, nombre que viene de la palabra “barbado” debido al vello facial que cubria sus caras. Su población era menor que la de los Huilliches, pero también se dedicaban mayormente a la agricultura de la papa, la pesca y a la recolección de otras plantas.

Los conquistadores españoles, a diferencia de otros pueblos, lograron esclavizalos y hacerlos sirvientes. Durante la época colonial fueron esclavizados y vendidos, ya en el 1767 este pueblo practicamente ya había desaparecido.

Sin embargo, en la actualidad aún se pueden visitar las costas donde habitaba este antiguo pueblo. Para ello debe dirigirse a la zona Queilen en la comuna de Castro y disfrutará de una hermosa playa llena de historia e impregnada de la cultura nativa de Chiloé. Recuede que muy cerca de la playa se encuentran nuestras cabañas y restaurante “Espejo de Luna”, donde podrá disfrutar de toda la bella natural de esta zona patagonica.

Click here to submit your review.


Submit your review
* Required Field